"Smiley": la nueva seria de Netflix que visibiliza la comunidad LGTBQ+

Carlos Cuevas y Miki Esparbé son pareja en 'Smiley', la nueva serie de Netflix que verá la luz en la plataforma de streaming el 7 de diciembre. En la ficción, una comedia romántica navideña, los actores catalanes encarnan a Álex y Bruno, dos hombres muy distintos entre sí pero que no pueden evitar desearse el uno al otro en una relación llena de altibajos.

Basada en la exitosa obra de teatro de Guillem Clua, Premio Nacional de Literatura Dramática, 'Smiley' era, en palabras de sus intérpretes, algo necesario y que puede ayudar a visibilizar al colectivo LGTB.

"Que Netflix haga una serie que orbita alrededor de esa temática me parece un gol e incluso algo urgente", asegura Esparbé en una entrevista concedida a Europa Press. "Es bonito poder contribuir a generar referentes y participar en que, así como la obra de teatro se representó en cientos de países, la serie llegue a todas las casas", añade el actor de Manresa sobre 'Smiley', formada por 8 episodios de 45 minutos de duración.

"Si ese no es nuestro horizonte, apaga y vámonos", le apoya Cuevas al ser preguntado por si cree que en el futuro llegarán a eliminarse todos los prejuicios que rodean a las series y películas de temática LGTB. "Yo aspiro a que sí, creo que en los últimos cinco años las puertas se están tirando a una velocidad brutal, y lo ves en los chavales jóvenes", sentencia Esparbé.

"Es el hecho diferencial de la serie, que las historias LGTB son las protagonistas de las tramas. El personaje gracioso secundario, que solía ser el gay, aquí es el hetero", explica Clua, cuya obra en la que se basa la serie ha pasado por los teatros de todo el mundo, sobre el personaje de Albert (Eduardo Lloveras), el mejor amigo de Bruno. "Pero no la tenemos que vender como una serie LGTB, la vendemos como una comedia romántica navideña, divertida y llena de optimismo y de luz", añade.

Y es que, como señalaba anteriormente el dramaturgo, las tramas secundarias de 'Smiley' también tienen como protagonistas a personas que pertenecen al colectivo LGTB. Es el caso de la que envuelve a Vero (Meritxell Calvo), amiga íntima de Álex, y a Patri (Giannina Fruttero), una pareja de lesbianas que busca experimentar cosas nuevas.

También tiene una importancia capital el personaje de Pepón Nieto, Javier, un "travesti" -así le gusta que lo llamen- que sirve como bisagra para unir al resto. "Tenía mucho interés en mostrar esa realidad del hombre gay mayor, que suele estar invisibilizado en las historias de amor y al que incluso dentro del propio colectivo se deja de lado", explica Clua.

'Smiley' supone, además, una muestra más del auge de la ficción catalana en España, antes muy cerrada al circuito local pero cada vez más abierta al resto del territorio gracias a la proliferación de las plataformas de streaming y de series de éxito como 'Merlí', protagonizada por el propio Carlos Cuevas.

"'Smiley' es la primera serie de aquí [Barcelona] que no tiene una trama íntegramente en catalán, y para nosotros es un orgullo que se pueda conocer nuestra lengua y que viaje a 180 o 190 países en los que se estrena esto", manifiesta Esparbé. "Creo que lo que va a pasar a partir de ahora es que se va a escuchar más catalán y otras lenguas cooficiales en las películas y series españolas", finaliza Clua.