Orgullo gay en Hollywood: ¿más tolerancia ahora que antes?

La forma en que se entendía la homosexualidad de las estrellas de Hollywood no es la misma hoy que hace algunas décadas y a propósito de que este domingo ha sido el día del orgullo gay, comparamos como se asume esto hoy y como era antes.

Durante los años 30, 40 o 50, actores y actrices que tenían esta condición no podían revelarlo, teniendo que llevar dobles vidas para no perder sus contratos con los grandes estudios.

Muchos de ellos tuvieron que casarse para tapar sus preferencias sexuales y solo muchos años después el gran público pudo enterarse de que aquel galán o aquella hermosa chica, les gustaban las personas de su mismo sexo.

Fue el caso de Rock Hudson, actor de filmes como "Gigante" (George Stevens, 1956) o "The Last Sunset" (Robert Aldrich, 1961), quien solo poco tiempo antes de morir víctima de complicaciones provocadas por el sida, se reveló que era gay. Pero una de las estrategias que se usaron para ocultarlo fue su matrimonio con una secretaria y decoradora de interiores llamada Phyllis Lucille Gates, el cual duró tres años..

Otros que llevaron doble vida para no perder sus trabajos en el cine fueron Montgomery Clift, Anthony Perkins o Tab Hunter.

Igualmente la actriz Barbara Stanwyck estuvo casada en varias ocasiones, pero según se ha divulgado, pertenecía a “The Sewing Circle”, grupo privado de homosexuales y lesbianas que existió en la época dorada de Hollywood, y al que pertenecían figuras del momento como Marlene Dietrich, Joan Crawford, Greta Garbo, entre otras.

Hoy, las cosas han cambiado, y no solo muchos actores y actrices hacen pública su preferencia sexual, sino que hay muchos personajes en películas y series de televisión que son homosexuales. Algo que si se llegaba a hacer en el pasado, se manejaba de manera muy sutil.

Ejemplo de la apertura es el hecho de que el personaje de Solo, que hacía George Takei (actor homosexual) en la serie original de "Star Trek", fue convertido en gay en las últimas películas de la saga, y en la que lo interpreta John Cho.

La lista de figuras del cine que han salido del clóset es larga y aunque algunos aseguran que les niegan papeles, otros dicen que el que se sepa que son homoxesuales no les ha afectado en sus carreras.

Ejemplo de ello son los casos de los actores Matt Bomer y Luke Evans. El primero se ha quejado publicamente de que por su condición de homosexual no le dan papeles de personajes viriles, como Christian Grey. "Si eres gay, mejor cállatelo y que no se te note, porque de lo contrario nadie te contratará", ha dicho Bomer, actor de filmes como "The Nice Guys" (Shane Black, 2016) o "Magic Mike" (Steven Soderberg, 2012), según una entrevista para la revista GQ.

La otra cara de la moneda la ofrece Luke Evans ("Furious 7", James Wan, 2015; "El Profesor Marston y la Mujer Maravilla", Angela Robinson, 2017), quien es abiertamente gay y asegura no haber tenido problemas por ello a la hora de conseguir sus papeles."No creo que estaría en este negocio, de sentir que no me estaban dando papeles por el hecho de quien soy en mi vida personal", explicó el intérprete a The Jackal Magazine.

Otros actores que también no ocultan su homosexualidad son Ian McKellen, Jim Parsons, Neil Patrick Harris o Ruppert Everett.

Una historia aún más problemática por su condición de lesbiana en Hollywood es la que ha tenido Ellen Page. La actriz, quien anunció que era gay en 2014, dijo a Huffington Post que hacerlo público le dio un nuevo sentido a su vida. “Algo se transformó en mí; y no solo emocionalmente. Porque físicamente también me encontraba mal: sufría ataques de pánico, tenía problemas de estómago", dijo Page, quien también reveló que su experiencia como mujer gay en Hollywood "ha sido, en su mayor parte, extremadamente negativa”.

Otras actrices de hoy que son abiertamente lesbianas son Jodie Foster, Ellen Degeneres, Rosie O'donnell, Lily Tomlin, entre otras.